Los días se cuentan desde las 12 h. del mediodía a las 12 h. del día siguiente, independientemente de la hora de entrada y de salida.